Inicio Portada El CJNG el mejor armado y ‘más peligroso de México’: Departamento de...

El CJNG el mejor armado y ‘más peligroso de México’: Departamento de Justicia de EU

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) encabezado por el narcotraficante Nemesio Oseguera “El Mencho”, no sólo es el mejor armado, sino el más peligroso de México, informó la Oficina del Fiscal del Distrito Sur de California.

Una acusación contra una célula de la organización sostiene que el poder de fuego del CJNG y la violencia provocada por sus miembros confronta a las fuerzas de seguridad del Estado mexicano.

“CJNG ha contribuido a un catastrófico rastro de destrucción humana y física en México. Es el cartel mejor armado de México”, apuntó el departamento de Justicia.

Agregó que el Cártel es responsable de trasladar toneladas de cocaína, metanfetamina y heroína con fentanilo a los Estados Unidos.

El gobierno de Estados Unidos también señaló que el CJNG también es un prolífico productor de metanfetamina e importador de productos químicos, que utiliza precursores adquiridos en China e India.

La declaración de las autoridades estadounidenses se dio a raíz de una acusación y la emisión de cuatro órdenes de arresto contra “Los Cabos”, célula del CJNG que operaba en Baja California, por tráfico de heroína y metanfetamina.

El Departamento de Justicia estadunidense realizó estas afirmaciones al informar de los cargos y ordenes de aprehensión giradas por un tribunal federal contra Edgar Herrera Pardo, también conocido como “El Caimán”; Carlos Lorenzo Hinojosa Guerrero, alias “Cabo 96”; Edgar Pérez Villa, “Cabo 89”; e Israel Alejandro Vázquez-Vázquez, “Cabo 50”, entre otros.

Lo anterior, por los delitos de conspiración para distribuir sustancias controladas para importación, así como conspiración para importar sustancias controladas. Menciona que estas personas, presuntos líderes mexicanos del narcotráfico, eran las encargadas “de hacer cumplir la ley de los cárteles de drogas en relación con su presunto apoyo violento al tráfico de heroína y metanfetamina”.

De acuerdo con documentos judiciales presentados por el gobierno, los imputados formaban parte de “Los Cabos”, un grupo vinculado al CJNG que operaba en Baja California para asegurarle al cártel el control de la zona.

Detalla que, tras más de seis meses de intervenciones telefónicas autorizadas judicialmente, se descubrió la planeación de más de 150 asesinatos, la mayoría de los cuales ocurrieron en Tijuana. Entre estos asesinatos está el de dos adolescentes -ciudadanos estadunidenses- en noviembre de 2018. El gobierno también alega que Los Cabos apuntó a la policía en Tijuana, matando al menos a tres policías.

“Durante demasiado tiempo, cárteles poderosos han realizado una violencia indescriptible en Tijuana, ciudad que está justo al lado de San Diego”, dijo el fiscal federal interino Randy S. Grossman. “Continuaremos nuestra campaña para poner fin al reino de terror de los cárteles y detener el flujo de drogas a través de la frontera procesando a los líderes y agentes de la ley de más alto rango”.

Grossman agradeció a las autoridades estadunidenses federales y locales, además de a la Fiscalía General de la República de México (FGR), que les brindó una asistencia significativa en esta investigación.

“Los cárteles de la droga como Cártel de Jalisco Nueva Generación, también conocido como CJNG, continúan inundando nuestras comunidades con heroína y metanfetamina”, dijo el agente especial de la DEA, John W. Callery.

“Estos carteles no solo perpetran violencia y asesinatos que afectan a nuestros vecinos al sur de la frontera, sino que sus drogas causan muerte y destrucción en nuestras propias comunidades. Las acusaciones sustitutivas y las órdenes de arresto contra miembros violentos del CJNG son testimonio de que la DEA y nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley continuarán trabajando enérgicamente para identificar y arrestar a los miembros de estos cárteles de la droga”, enfatizó.

Este caso fue llevado por el Grupo de Trabajo Antidrogas contra el Crimen Organizado (OCDETF), cuya misión es identificar, desarticular, desmantelar y enjuiciar a miembros de alto nivel de organizaciones y empresas de narcotráfico, tráfico de armas y lavado de dinero.