Inicio Espectáculos Exestrella de Smallville entra a prisión

Exestrella de Smallville entra a prisión

Unas dos semanas antes de su llegada prevista, Allison Mack ingresó al centro penitenciario de Dublin, California.

De acuerdo con Los Angeles Times, la actriz de Smallville cumplirá una sentencia de tres años por cargos vinculados a su tiempo en la secta NXIVM, y recibió este miércoles el número de presa 90838-053.

A la estadounidense, de 39 años, se le acusó de reclutar esclavas sexuales para el líder de NXIVM, Keith Raniere. La secta operaba bajo la apariencia de ser un grupo con programa para alcanzar mayor éxito en la vida.

No obstante, múltiples exintegrantes acusaron que en realidad, se trataba de un culto en el que había numerosos casos de abuso sexual. Algunas mujeres dijeron que su piel fue marcada con las iniciales de Raniere y de Mack.

Mack fue arrestada en abril de 2018 y el año siguiente, se declaró culpable de cargos de crimen organizado en una corte federal de Brooklyn, Nueva York.

“Me disculpo con a las personas a quienes yo haya traído a NXIVM. Me disculpo por haberlas expuesto a las planes nefastos y emocionalmente abusivos de un hombre perverso. Me disculpo por haberlas invitado a utilizar sus recursos para participar en algo que finalmente fue tan desagradable”, dijo la actriz luego de ser sentenciada.

El centro penitenciario de Dublin, California, es una prisión de baja seguridad para mujeres, ubicada a aproximadamente 60 kilómetros del centro de San Francisco. Su sitio web oficial informa que actualmente hay 727 personas presas en el lugar.

Esta cárcel es el mismo lugar en el que Lori Loughlin y Felicity Huffman cumplieron con sus sentencias en 2019 y 2020, respectivamente, por pagar sobornos a cambio de que sus hijas entraran a prestigiosas universidades en Estados Unidos.

Los abusos dentro de NXIVM han sido detallados en las series documentales The Vow, de HBO, y Seduced: Inside the NXIVM Cult, de Starz.

Keith Raniere, de 61 años, actualmente se encuentra en una penitenciaria de Tucson, Arizona, tras haber sido sentenciado a 120 años tras las rejas. Además, Nancy Salzman, cofundadora de la secta, fue sentenciada la semana pasada a 42 meses. Se espera que llegue a prisión en enero próximo.