Inicio Portada México, octavo país con mayor tiempo de escuelas cerradas debido a pandemia

México, octavo país con mayor tiempo de escuelas cerradas debido a pandemia

Luego de las medidas de la llamada Jornada Nacional de Sana Distancia que dieron inicio el 23 de marzo del año pasado en México y que debido a ello, las escuelas públicas y privadas suspendieron clases presenciales, el país se ubica en el octavo lugar entre los que han permanecido con instituciones académicas cerradas por mayor tiempo, situación que repercute en una crisis de aprendizaje, advirtió el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Con base en los días de estudio que contempla el esquema educativo de la nación, las unidades escolares se han mantenido hasta el día de hoy sin actividad durante 180 días, cifra superior al promedio que existe en América Latina y el Caribe (158 días) y el doble de la estimación global (95 días), según el informe de dicho organismo titulado “Covid-19 y cierres de escuelas. Un año de la interrupción de la educación”.

Unicef alertó que cerca de 60 por ciento de los niños y adolescentes que perdieron el año escolar completo en el mundo debido a los confinamientos, vive en América Latina y el Caribe. Lo cual contrasta con otras regiones del mundo, dado que Latinoamérica registra el cierre más prolongado, situación que presenta amenazas serias para el presente y el futuro de los alumnos.

“Los rezagos de aprendizaje en niñas, niños y adolescentes se están viendo agudizados debido al cierre de las escuelas, especialmente entre aquellos que no pueden acceder a la educación a distancia o no de manera apropiada. Por ejemplo, los que viven en comunidades indígenas de alta marginación o no cuentan con internet o computadora en casa”, indicó en un comunicado Christian Skoog, representante de UNICEF en México.

DIFICULTAD DE APRENDIZAJE

Skoog abundó que en el caso de México, antes de la pandemia se enfrentaba una crisis de aprendizaje, toda vez que alrededor de 80 por ciento de educandos de primaria no tenía los conocimientos esperados en comprensión de lectura y en matemáticas, dato que podría agravarse dada la dificultad de mantener la calidad educativa con los recursos disponibles en la vivienda.

Reconoció que a pesar de los esfuerzos del gobierno federal para lograr la continuidad educativa a través del programa “Aprende en Casa”, aún persisten retos para que los estudiantes tengan acceso a esa herramienta y no vean afectado su nivel de enseñanza-aprendizaje. 

Apuntó que es importante tener en cuenta la sostenibilidad de esta modalidad mientras las escuelas permanezcan cerradas.