Inicio Portada Temen violento reacomodo de cárteles

Temen violento reacomodo de cárteles

Nueve grandes cárteles de la delincuencia organizada conforman la geografía del narcotráfico en México, según un reporte de la Agencia Antidrogas en Estados Unidos (DEA). Pero la composición podría cambiar debido la transición que viven los grupos criminales, especialmente al norte del país.

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018) el Cártel de Sinaloa amplió un 30% su control en el estado de Baja California. La pérdida, según el semanario Zeta Tijuana, fue para el cártel de los Arellano Félix (CAF)

Aunque por algún tiempo, el CAF se creía aniquilado por la presencia de la organización de Ismael el Mayo Zambada, siempre estuvo presente en las regiones norteñas del país. Su supuesta alianza con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y algunas células de los Mayos y los Dámaso del Cártel de Sinaloa, terminaron por afianzar su porder en Baja California.

La Agencia Antidrogas considera que el cártel de los Arellano Félix continúa con su operación, principalmente en Tijuana, sosteniendo un resurgimiento de la violencia en esta frontera.

Sobre el regreso de esta organización, existe un nuevo elemento que destaca: la liberación de Eduardo Arellano Félix, el Doctor, y uno de los jefes históricos del cártel, recluido en el Complejo Correccional Federal Allenwood de Pennsylvania.La familia Arellano Félix, que formó un cártel con el mismo nombre. Aunque actualmente se creía aniquilado por los golpes de la organización de Ismael el Mayo Zambada, podría resurgir tras la liberación de uno de sus líderes  (Foto: Especial)La familia Arellano Félix, que formó un cártel con el mismo nombre. Aunque actualmente se creía aniquilado por los golpes de la organización de Ismael el Mayo Zambada, podría resurgir tras la liberación de uno de sus líderes (Foto: Especial)

El Doctor, antes de ser detenido en 2008 por la justicia mexicana, se encontraba en alianza con su hermana Enedina, quien actualmente encabeza la organización.

Los Arellano Félix controlan actualmente el centro de Tijuana, donde, además de manejar los envíos de droga, cobran derecho de plaza, es decir, cuotas a vendedores de drogas. El clan ha estado ligado al narcotráfico desde hace más de dos décadas.

El regreso del Vicentillo

Con un nuevo nombre, pero la misma cara de la violencia. Vicente Zambada Niebla, el “Vicentillo”, primogénito de Ismael Zambada García, el “Mayo”, estaría reagrupando sus fuerzas para disputarle la Ciudad de México al cártel con mayor presencia, la Unión Tepito.El Vicentillo fue liberado por el gobierno de EEUU. Tendrá una nueva identidad (Foto: AP)El Vicentillo fue liberado por el gobierno de EEUU. Tendrá una nueva identidad (Foto: AP)

La liberación del hijo del Mayo ha activado todas las alertas. No sólo podría heredar la organización criminal más poderosa de México sino que, según Antonio Nieto, periodista y especialista en seguridad, algunos de sus operadores ya están en la capital mexicana a la espera de instrucciones.

“La organización se le va a heredar a Vicente Zambada. Ya hay operadores de él, gente que fue de su escolta personal y que está en el Valle de México, listos para recibir las órdenes”, advierte Nieto en una mesa de debate con Aristegui Noticias.

Según su hipótesis, la liberación de este personaje será la puerta de entrada del Cártel de Sinaloa a la CDMX. “La organización tiene como objetivo limpiar a la plaza, terminar con los grupos criminales que no se ‘alinien’”.

Vicente Zambada Niebla es uno de los activos más valiosos de la Agencia Antidroga en Estados Unidos. El “narco junior” contó durante el juicio contra Joaquín el “Chapo” Guzmán, cómo este huyó de la prisión de máxima seguridad de Puente Grande (2001), el modus operandi para eliminar a sus enemigos y que el único “Jefe de jefes ” en el Cártel de Sinaloa era su padre, Ismael Zambada.

El “Vicentillo” ocupó una posición única en el Cártel de Sinaloa, hasta el punto de que se le vio como sucesor natural del “Mayo”. Durante dos décadas supervisó el envío masivo de cocaína desde Colombia y otros países de Latinoamérica hacia México para traficarla después a EEUU. Asimismo, estuvo involucrado en las decisiones en materia de seguridad y violencia de la organización criminal.

El heredero narco fue arrestado a comienzos de 2009 y extraditado a EEUU en febrero de 2010. Empezó a cooperar con las autoridades de una manera activa a final de 2011. Facilitó información sobre los líderes del cartel de Sinaloa y la organización de los hermanos Beltrán-Leyva. Gracias a su “extraordinaria” cooperación, según afirmó la Fiscalía, se presentaron cargos contra docenas de narcos, como Dámaso López Núñez, alias el “Licenciado”. El “Vicentillo” fue sentenciado a 15 años de prisión.

Actualmente se sabe que este cabecilla criminal seguirá siendo testigo protegido en EEUU, se cambiará su identidad y podría reagrupar fuerzas en la Ciudad de México para hacerle frente a los cárteles la Unión Tepito y Jalisco Nueva Generación.