Inicio Sociedad Texas: Senado aprueba proyecto de ley para portar armas sin permiso

Texas: Senado aprueba proyecto de ley para portar armas sin permiso

Austin — Un proyecto de ley para permitir que las personas porten armas de fuego en público sin una licencia o capacitación superó un obstáculo importante el miércoles, ganando la aprobación en el Senado y colocando a Texas en el camino para convertirse en el último estado en levantar los requisitos de permisos de armas de fuego.

Los 18 senadores republicanos votaron a favor de la legislación divisiva, después de hacer cambios destinados a aliviar las preocupaciones de las fuerzas del orden y ganarse a los colegas indecisos. Los 13 demócratas de la cámara votaron en contra del proyecto de ley.

La votación representa una gran victoria para los activistas por los derechos de las armas, cuyos esfuerzos para promover el porte sin permiso en Texas no han ido a ninguna parte en los últimos años.

Según el proyecto de ley, las personas mayores de 21 años que pueden tener legalmente un arma de fuego podrían portarla en público sin la licencia, el curso de seguridad y la verificación de antecedentes que se requieren ahora. Aproximadamente 1.6 millones de texanos tienen actualmente licencia para portar armas de fuego.

La votación final continuó el miércoles por la noche, incluso después de que el senador Brandon Creighton, republicano por Conroe, colapsara en el piso del Senado y fuera atendido por los socorristas. Creighton estuvo involucrado en una colisión vehicular la semana pasada y “sufrió heridas leves”, pero había regresado al Capitolio el miércoles para votar sobre el proyecto de ley, dijo su oficina en un comunicado.

Durante unas seis horas de debate, los demócratas condenaron el proyecto de ley como peligroso. El proceso de concesión de licencias funciona para eliminar a las personas que no deberían portar armas de fuego, dijeron, y eliminarlo hará que a la policía le resulte más difícil diferenciar a los malos con armas de los buenos.

El Departamento de Seguridad Pública denegó la licencia a 2,422 solicitantes el año pasado, principalmente debido a condenas penales pasadas, según datos del departamento.