“Un soldado en cada hijo te dio”: ¿Qué pasa si México va a la guerra?

    15
    0
    September 16 is the day of the independence of Mexico and in the important cities it is celebrated with a military civic parade,The photograph was captured during the military parade in San Cristobal de Las Casas, Chiapas

    Tras el anuncio de la operación militar de Rusia en Ucrania, la incertidumbre y los temores entre la población aumentan sobre el avance de este conflicto que se vive actualmente en Europa.

    En las leyes mexicanas está asentado cuál sería el procedimiento a seguir en el caso de que se decida declarar la guerra a otro país.

    ¿Quién puede declarar la guerra en México?

    En México, la declaración de guerra es una facultad del Congreso, aunque la defensa del país, está a cargo del Poder Ejecutivo.

    Así lo establece la fracción XII del artículo 73 constitucional le concede al Congreso de la Unión la exclusividad para declarar la guerra contra otra nación, con base en los datos que le presente el presidente de la República.

    Es decir, en una Federación tal y como está conformada México, las entidades no pueden constitucionalmente declarar la guerra; excepcionalmente se prevé en la fracción III del artículo 118 constitucional la posibilidad de defensa de un Estado integrante de la Federación Mexicana para repeler una agresión externa, siempre que cuente con el consentimiento del Congreso de la Unión y que se le notifique de inmediato al propio Presidente.

    “Es decir, se debe sustentar que esta en riesgo la soberanía nacional para que sea aprobado por el Senado de la República”, expresó en breves declaraciones sobre el tema la doctora de la UNAM, Claudia Edith Serrano Solares.

    Además, en el artículo 89 fracción VI de la Constitución Federal se establece que el Ejército sólo obedece al Presidente de la República, como jefe de las fuerzas armadas del país, por lo que ningún Estado puede por sí mismo repeler una invasión.

    México se había mantenido al margen de la guerra, sin embargo, después de que dos buques mexicanos “el Potrero del Llano” y “el Faja de oro”, que se dirigían hacia los Estados Unidos, fueron hundidos por unidades alemanas, la especulación sobre una posible invasión hacia nuestro territorio se apoderó del país.

    La situación era crítica, se respiraba tensión por todo el territorio. El gobierno mexicano optó por lanzar un documento de protesta que envío al Ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia, quien lo haría llegar a Italia, Alemania y Japón. Sin embargo no obtuvo respuesta por lo que el presidente en ese entonces, Manuel Ávila Camacho decidió que el país entraría a la guerra.

    El gobierno mexicano se unió a los Aliados -Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia y la Unión Soviética- y le declaró la guerra a las Potencias del Eje -Alemania, Japón, Italia-. Fue en este periodo cuando se instauró el servicio militar como obligatorio.

    Con una participación de 290 efectivos, el Escuadrón 201 -única Fuerza Aérea Expedicionaria Mexicana (FAEM) combatió de manera activa en esta guerra-, con misiones como el bombardeo en picada, el ametrallamiento de posiciones japonesas y de convoyes en movimiento. Antes de ser enviados al enfrentamiento, el Escuadrón 201, había sido enviado a EU para entrenarse con el ejército estadunidense. Es así como los miembros de este contingente formaron parte de la Sección 5 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y de los Aliados en el Pacífico.

    La participación de los mexicanos consistió en acudir a las bahías de las Filipinas en donde se encontraron con muchos barcos hundidos pero con una recepción por parte del gobierno filipino, la que incluía una banda de música y hasta una china poblana, como reconocimiento y agradecimiento a los mexicanos, quienes combatían en la Segunda Guerra por primera vez.

    El combate del Escuadrón 201 duró aproximadamente seis meses, pues se concretó la liberación de las Filipinas de la ocupación japonesa y los bombardeos a Japón, lo que provocó la rendición de las fuerzas niponas y posteriormente el final de la Segunda Guerra Mundial.

    México se destaca por su pacifismo

    “Nosotros nos apegamos al principio de solución pacífica de controversias. Proponemos diálogos de paz”, declaró para Expansión la doctora Claudia Edith Serrano Solares.

    Este jueves, el secretario de Relaciones Internacionales, Marcelo Ebrard Casaubón, afirmó en conferencia de prensa que la vía que propone el país es la salida política, y rechazó el uso de la fuerza.

    Una solución bélica “hoy no está planteada tendríamos que revisarla, si eso llegase a suceder (veremos) de qué naturaleza sería y es muy difícil que México respalde una respuesta bélica, recalcó Ebrard en conferencia de prensa desde Nueva York, sede de la ONU, desde donde se tomará posición ante el conflicto.

    Pero ¿en caso de que México vaya a la guerra quién iría a defender la soberanía?

    Antes de la participación de México en la Segunda Guerra Mundial, ingresar al Ejército era de manera voluntaria, sin embargo, se implementó como obligatoria en el año 1940, cuando se promulgó la Ley y Reglamento del Servicio Militar pero que entró en vigor hasta 1942, con el presidente Manuel Ávila Camacho.

    En caso de que México decida participar en una guerra, el Ejército Mexicano y la Secretaría de Marina serían los primeros en acudir a defender la soberanía nacional, pero ¿qué pasa con los ciudadanos que tienen la Cartilla Militar? ¿También acudirían a la Guerra?

    Después de los integrantes en activo de la Sedena y la Semar, se llamaría a los militares en retiro. Para finalmente dar paso a la primer y segunda reserva de civiles de acuerdo a lo establecido en el Artículo 180 de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea.

    La primera reserva se integra con:

    *Los Generales, Jefes, Oficiales y Sargentos Profesionales que obtengan digna y legalmente su separación del activo, incluyendo a los que pasen al retiro voluntario, debiendo permanecer en esta reserva, todo el tiempo que se encuentren físicamente aptos para el servicio de las armas.

    *Los Cabos y Soldados del Servicio Militar Voluntario que cumplan su tiempo de enganche en el servicio activo, quienes permanecerán en esta reserva, hasta los 36 años de edad.

    *Las Clases y Oficiales procedentes del Servicio Militar Nacional, quienes permanecerán en esta reserva hasta los 33 y 36 años de edad, respectivamente.

    *Los Soldados de conscripción que hayan cumplido con el Servicio Militar Obligatorio, quienes permanecerán en esta reserva hasta los 30 años de edad.

    *Todos los demás mexicanos que cumplan 19 años, quienes permanecerán en esta reserva hasta los 30 años de edad; y

    *Los mexicanos mayores de 19 años, sin limitación de edad máxima, que desempeñen actividades que con la debida anticipación hayan sido clasificados en el Reglamento respectivo, de posible utilidad para el Ejército y Fuerza Aérea. Estos reservistas deberán estar previamente organizados en Unidades que permitan su eficiente utilización.

    ¿Quienes integran la segunda reserva?

    El Artículo 181 establece que la segunda reserva se integra con el personal que haya cumplido su tiempo en la primera reserva y que se encuentre físicamente apto para el servicio de las armas, debiendo permanecer en ésta:

    Los Cabos y Soldados del Servicio Militar Voluntario hasta los 45 años de edad; Las Clases y los Oficiales procedentes del Servicio Militar Nacional hasta los 45 y 50 años de edad, respectivamente; y los Soldados de conscripción cumplidos y los demás mexicanos a que se refiere la fracción V del Artículo anterior hasta los 40 años de edad.

    Cartilla Militar

    En la Cartilla Militar, documento que tramitan los jóvenes mayores de 18 años, se establece en la cuarta hoja el artículo sexto de la Ley del Servicio Militar Nacional quienes podrán ser llamados para servir a la Patria.

    “En caso de guerra internacional, los mexicanos de más de 45 años de edad, hasta el límite que exijan las circunstancias, pueden ser llamados a servir en la Guardia Nacional, de acuerdo con sus condiciones físicas”, se lee textual.

    “…en cualquier emergencia que se vea comprometida nuestra soberanía o en cualquier desastre físico nacional (inundaciones, terremotos, etcétera), en que serían de gran utilidad social tus servicios”, detalla la Cartilla Militar.

    Previous articleMéxico está preparado para enfrentar el impacto de la operación militar de Rusia en Ucrania: AMLO
    Next articleComunidad ucraniana en CDMX protesta en embajada rusa