Inicio Portada Violencia electoral se expande por territorio nacional

Violencia electoral se expande por territorio nacional

Durante la pasada jornada electoral se reportaron diversos hechos delictivos relacionados a las elecciones en más de 550 municipios del país, lo que significa una importante expansión de la violencia electoral, ya que en las elecciones de 2018 hubo violencia en 440 municipios, advirtió la consultora de riesgos Etellekt.

Es decir, la violencia se está expandiendo de manera geográfica y sobre todo en lo que tiene que ver en el ámbito local”, dijo Rubén Salazar, director de Etellekt, al participar en el evento “Elecciones a vida o muerte en México”, realizado por el Programa Noria para México y América Central.

Para ilustrar este hecho, explicó que hay estados que, por primera vez en la historia contemporánea, al menos desde el año 2000, tuvieron víctimas mortales en lo que se refiere a candidatos y aspirantes. Es decir, los estados de Baja California, Morelos y Chiapas, que no tenían registro de candidatos asesinados en atentados.

“Lo que estamos observando es una serie de grupos políticos a nivel local, que ya sea que por cuenta propia o en muchos de los casos vinculadas con grupos delictivos, pues empiezan a conformar autoritarismos a escala local que cada vez es más difícil combatir”, dijo.

Estos datos adquieren relevancia si se toma en cuenta que, en el registro de delitos globales, realizado por Etellekt, se reportó una cifra de más de mil delitos relacionados a las elecciones, es decir un incremento mayor al 20 por ciento en comparación con la jornada anterior, en la que se registraron 774 hechos delictivos.

En estas cifras, explicó, se contemplan delitos que van desde homicidios dolosos, hasta amenazas, privaciones ilegales de la libertad, robos con o sin violencia e incluso daño a la propiedad privada de los candidatos, mismo que tuvo un repunte significativo.

“Todas estas prácticas delictivas también me parecen reflejan los diversos modus operandi que los agresores emplean para apartar a un aspirante de la contienda o sobre todo para contar con esta lógica de generar o de infundir miedo o terror psicológico en la víctima, en su familia, en su círculo de colaboradores con objeto de obligarlos a hacerse a un lado de la contienda”.

¿Quién está detrás de esta violencia?, se cuestionó. En más de 200 casos las víctimas directamente están acusando a sus adversarios políticos. Me parece un dato relevante, es casi una quinta parte en el que las víctimas señalan directamente a sus rivales, dijo.

Finalmente, al dar un adelanto de su séptimo Informe de violencia política, que será presentado la próxima semana por Etellekt, especificó que de manera global se reportaron 101 homicidios de políticos durante esta jornada electoral, cifra que es menor comparada a los 152 políticos que perdieron la vida en 2012, pero que superan por mucho a los 61 reportados en 2015.